4 consejos para bien empaquetar tu paquete

4 consejos para empaquetar tu paquete

¿Sabías que? Un paquete a de caerse 10 veces de una mesa sin dañar su contenido, para que sea apto para viajar. Un envío con éxito, es un envío donde el producto no ha tenido ningún daño. ¿Cómo asegurar la protección de las mercancías? Una pregunta a la cual, estos cuatro consejos para bien empaquetar te van ayudar a responder.

Conocer tu producto es emprescindible

La talla, el peso, pero también la forma y la materia del producto te va orientar hacia el tipo de embalaje que vas a escoger:

  • Para todo objeto inferior a 1,2 m, una caja de cartón estándar será suficiente. Para las mercancías más voluminosas, ponte en contacto con un experto en embalajes como Raja.
  • ¿Doble o triple surco? Aquí hablamos del espesor del cartón. Hasta 50 kg, no hay ningún problema, un doble surco es suficiente. A partir de ahí, hasta 70 kg escoge un doble surco calidad pesada. En fin, por encima de los 70 kg, escoge un embalaje de triple surco.
  • ¿El producto tiene formas angulares/bultos? Solo se necesita empacar la mercancía en una película protectora.
  • ¿Qué hacer si el material es frágil y sensible a las ralladuras, etc.…? Pide consejo a un experto del embalaje para que te ayude a escoger la protección adaptada.

Un producto bien empacado es un producto protegido

¿Cómo impedir que un producto se mueva en el interior de un cartón? Utilizando la puesta en punto. Ellos impedirán los movimientos de la mercancía, pero también la protegerán:

  • de los golpes externos,
  • y también de un segundo producto en el mismo embalaje.

Condiciones excepcionales, embalaje excepcional

En función del destino de tus expediciones, lo más probable es que tus envíos necesiten más que un embalaje estándar. La humedad, la duración, pero también les medios de transporte utilizados pueden ser parámetros a tener en cuenta, sobre todo para la exportación.

A la hora que tus productos requieren unos embalajes y protecciones específicos, no cojas riesgos. Dirígete directamente a un experto.

Controlar el peso volumetrico para bien empaquetar tus productos

El peso volumétrico expresa la densidad de un paquete. Los transportistas utilizan este último para calcular un peso ficticio obtenido por la fórmula siguiente: (L x I x h / 6000 ( L, I et H expresado en cm). Si este peso es superior al peso real, la tarifa de este envío será calculado sobre le peso volumétrico.

Para ayudarte a optimizar este último (de paso para reducir tus gastos de transporte) aquí tienes tres astucias:

  • Puedes aligerar el peso del paquete, por ejemplo, calibrándolo con bolsas de aire.
  • Piensa de utilizar embalajes adaptados a tus productos
  • Reduce el volumen de tus envíos mediante la mejora de los paquetes de carga

Tú tienes todas las cartas en la mano para mejorar el embalaje de tus productos y garantizar una calidad máxima a tus clientes. ¡Buenas ventas!

Tags

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

años de experiencia

clientes satisfechos

paquetes enviados